FATIMA HAJJI

Una vez se nace con la garra y la electricidad circulando por la sangre es difícil dejarlas correr únicamente por el interior, hay que permitir a todo ese flujo escapar. Es lo que le ha sucedido y le sigue sucediendo a Fátima Hajji, nació con ese ímpetu y cada vez que se enchufa al estudio de grabación o se sube a un escenario ante miles de almas deseosas de empuje, lo transmite a modo de electrónica robusta, habilidades en las mezclas y buena selección musical. Es especialmente ante las masas cuando ese ‘botón mágico’ se enciende y se da origen a una simbiosis innata, punto de origen imprescindible para vivir el momento a lo grande.

Esta joven DJ, productora y emprendedora (dirige su propio label SILVER Mdonde además de editar música de algunos de sus productores favoritos, promueve eventos baja el mismo nombre en Lugares como Ibiza, Amsterdam o Barcelona ente otros.).Fátima, salmantina de nacimiento, madrileña de adopción y de orígenes árabes, es una confesa amante de la naturaleza y los animales, de los colores en su máxima expresión… Ella se debe artísticamente a un género incombustible como es el Techno. Desde sus raíces más analógicas y clásicas pasando por sonoridades más actuales, Tech-house y cómo no, ancestrales sacando a relucir sus más profundos orígenes africanos. La suma de todo esto se traduce en frescura, descaro y groovesdespiadados medicina ideal para el divertimento.

A pesar de su juventud Fátima Hajji lleva inmersa en el circuito de baile desde casi dos décadas. Paso a paso ha logrado afianzarse como artista y obviamente no solo en España –país del que es sin duda embajadora- sino en el resto de Europa. Por citar -de una larga lista- algunos festivales: Awakenings, Decibel, Free Your Mind (Holanda); Tomorrowland, Liberty White (Bélgica); Nature One, Toxicator, Electric City (Alemania); Monegros, Electrobeach, Aquasella, Medusa, Electrosonic, Weekendbeach, 4Every1(España); Eco Festival (Eslovenia), Elektrobotik (Francia), Opera (Italia) … Y por supuesto imposible ignorar su paso por (entre muchos otros) clubes como la mítica sala berlinesa Tresor; Florida 135, Fabrik, Razzmatazz, Row 14, La Riviera o Industrial Copera en España; las francesas Inox Club o La Villa Rouge; holandesas como Maassilo, Factory 010 y Depot. Dolcevita, Woodstock, Brancaleone o Cube en Italia… así podríamos seguir un rato más pues sus maletas de discos han viajado por una larga lista de países como: República Checa, Bélgica, Portugal, Hungría, Eslovenia, Irlanda, Venezuela, Bulgaria, Croacia, Brasil, Colombia, Bosnia, Slovakia,  Serbia, Suiza, Rumania, Suecia, Reino Unido, Perú, E.A.U, etc.

Su espontaneidad, espectáculo y clima festivo son su forma genuina de expresar el amor que siente por lo que hace y lo bien que se lo pasa, una energía deliciosamente contagiosa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies