El Bull Music Festival sube el escalón y reúne a 12.000 personas

Durante todo el día de ayer sábado y hasta las tres de la madrugada se celebró la primera edición del festival granadino, sin incidencias, buenas actuaciones, ambiente familiar y mucha diversión.

Con puntualidad británica comenzaba a las 12.30h de la mañana de ayer sábado el Bull Music Festival con el mejor de los ambientes y una temperatura que animaba a disfrutar de la música desde primeras horas. El funk soul de Funkdación, el calor de SondeNadie y el rock & roll fresco de Varados fueron los encargados de abrir ambos escenarios y comenzar a caldear los 15.000 metros cuadrados del recinto de la Huerta del Rasillo que se fueron llenando a lo largo de la tarde para capear las horas de sol siendo hora punta la actuación de Mala Rodriguez que a las tres de la tarde enganchó a un público totalmente entregado. Entre cerveza y cerveza, bocata y bocata y algunos descansos en las muy buscadas zonas de sombra, llegaron atronadores los granadinos Hora Zulú para darlo todo en el Escenario Brugal. Después llegarían los sevillanos Reincidentes que siempre dan en la clave y con “Ay Dolores” y la “Cucaracha” arrebataron al personal.

La organización confirma la cifra de 12000 asistentes siendo el punto más álgido las actuaciones de Loquillo y Estopa. Cabe destacar el ambiente familiar que se vivió durante toda la jornada con la asistencia de muchas familias con niños.

A media tarde Loquillo volvió a cautivar de nuevo al público con su escenografía perfectamente cuidada y con esos clásicos que perduran generaciones como, “Voy a ser una Rock & Roll star”, “El ritmo del garaje” y su balada más coreada “Cadillac solitario” con la que cerró filas. Tras él tocó turno local para Carmencita Calavera que ganaron su pulso contra el fútbol y lograron con su rock fronterizo una más que buena atención. El 4-1 de la Champion logró también una buena cantera de seguidores que disfrutaron en pantalla grande y en directo de lo mejor del fútbol. Estopa fue sin duda el grupo de la noche, con su cercanía y su buen estar en el escenario se llevaron de calle a las miles de personas que abarrotaban a esa hora el escenario con hits de su nuevo disco y esas canciones siempre. El cierre del Brugal se lo llevó Eskorzo, toda una fiesta a la altura de los granadinos.

El Escenario La Huerta se reservó para gratas sorpresas como Varados y The Bronson, que a pesar de las horas, supieron despertar muy bien a los más madrugadores. Harry Up! refrescó la carpa con su rock más electrónico y D’Baldomeros dejó un más que respetable público. La madrugada vino con los grupos más golfos, 2Maniaks, el frenetismo de Gomad&Monster y la fiesta de The Zombie Kids, que cerró el festival a lo grande.

¡El Bull Music promete volver en 2018 así que habrá que prepararse!

© Bull Music Festival 2017

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies